Preguntas Frecuentes

¿Qué es una terapia?

  • Fundamentalmente, se basa en una relación de confianza entre el psicólogo y la persona que demanda ayuda.
  • Al inicio de la terapia, la persona comparte con el psicólogo aquello que le genera malestar. Esta fase de la terapia pretende ayudar a comprender y analizar los principales factores que han podido influir, tanto en el origen como en el mantenimiento, de su situación actual.
  • A continuación, se elabora un plan de acción personalizado a cada caso, dirigido a encontrar otras formas más adaptativas de actuar, pensar y/o sentir.
  • El objetivo es que la persona progresivamente aprenda a manejar su situación vital de forma autónoma, sin la ayuda del psicólogo.
  • Se trata de una terapia de orientación cognitivo-conductual, basada en el paradigma que mayor eficacia ha demostrado y al que mayor evidencia científica le avala.

¿Cómo sé si necesito ayuda?

Aún en la actualidad es frecuente creer que sólo van al psicólogo los “locos” o las personas que tienen problemas muy graves.

Si este razonamiento fuera cierto, sería comparable a pensar que sólo acuden al médico las personas que están gravemente enfermas o aquellas que prácticamente ya no tienen esperanzas de continuar con vida. Por suerte, sabemos que en Medicina esto ya no es cierto.

Sin embargo, aún nos cuesta darnos cuenta de que la Psicología también ha evolucionado, al igual que lo han hecho las necesidades del ser humano, entre ellas: alcanzar el bienestar personal.

“Hace tiempo que no me siento bien conmigo mismo…”
“Determinadas circunstancias de mi vida no me permiten ser feliz…”
“Mi hijo se me va de las manos…”
“No sé cómo afrontar todo lo que me ha sucedido últimamente…”
“Me gustaría volver a ser la persona que era antes…”
“He intentado solucionarlo por mí mismo pero no veo salida…”
“Sé que mi hijo está mal pero no sé cómo ayudarlo…”
“Siempre me he sentido diferente a los demás…”

¿Por qué no pides ayuda profesional?

Queremos que el psicólogo se convierta en una persona de confianza, que te ayude a mejorar tu calidad de vida.

¿Qué puedo hacer si aún no me decido a ir al psicólogo?

Antes de tomar la decisión final de solicitar ayuda profesional, es frecuente experimentar desconfianza hacia lo desconocido, tener dudas sobre la necesidad real de dar este paso o, incluso, restar importancia a lo que nos sucede y/o posponer esta decisión para más adelante.

Gracias al avance de las nuevas tecnologías, es posible aclarar todas estas dudas sin la necesidad de acudir personalmente a terapia.

Para ello, Psicosalud ofrece una nueva modalidad de intervención on-line, en la que sus profesionales pueden responder a sus consultas de psicología, ofrecer consejos y asesorar a cerca de la necesidad real de recibir tratamiento psicológico, de forma totalmente gratuita, confidencial y sin ningún tipo de compromiso con el centro.

¿Cuánto dura la terapia psicológica?

A priori, no es posible predecir la duración de la terapia, puesto que ésta depende de múltiples factores como las características individuales del caso, el grado de implicación del paciente, la asistencia continuada a las sesiones o los objetivos que se persiguen con la terapia, entre otros muchos.

Lo que sí podemos afirmar es que una actitud activa por parte del paciente y la confianza e implicación en el proceso terapéutico, son algunos de los factores que influyen de forma positiva en la propia evolución de la terapia.

¿Cuánto dura cada sesión?

Las sesiones suelen durar una hora, con una frecuencia de una vez por semana.
Si bien es cierto, que esto puede variar en función de las características particulares de cada caso o de la fase actual de la terapia.

¿Todos los tratamientos son iguales?

No, cada tratamiento se diseña específicamente para cada caso, en función de sus características individuales y los objetivos terapéuticos que se desean conseguir.