Atención psicológica niños y adolescentes

Niños, adolescentes y familias

Sabemos que los primeros años de la vida de toda persona son determinantes para la formación de su identidad posterior. Sin embargo, no siempre los menores disponen de los recursos suficientes para hacer frente a las situaciones problemáticas de esta primera etapa de la vida.

Debido a esto, en ocasiones pueden llegar a mostrarse irritables, solitarios, volver a hacerse pis en la cama o sacar malas notas en el colegio, sin que comprendamos el motivo y/o sepamos cómo ayudarles.

Además, el sufrimiento de nuestros menores suele ocasionar el malestar en el resto de la familia.

La intervención psicológica en esta etapa pretende dotar a los menores de las herramientas necesarias para afrontar las situaciones de la vida diaria de una forma adecuada, reforzando así su sentido de eficacia y confianza en sí mismos, tan importantes para la formación de su identidad adulta.

Para todo ello, es fundamental la implicación de las familias.

 

Áreas de intervención más frecuentes:

  • Problemas de aprendizaje.
  • Dificultad en las relaciones sociales.
  • Problemas en atenciónm con/sin hiperactividad.
  • Problemas de conducta.
  • Trastornos de alimentación.
  • Problemas de sueño.
  • Miedos y temores.
  • Control de esfínteres.
  • Ansiedad.
  • Bajo estado de ánimo.
  • Complejos y baja autoestima.